El curioso caso de Marcia y Millie Biggs, las mellizas con diferente color de piel.


Cuando Marcia y Millie Biggs dicen que son mellizas, la gente no puede disimular su sorpresa. La primera tiene ojos azules, el pelo castaño claro y la piel blanca, como su madre; Millie, por su parte, tiene el pelo negro y la piel marrón, como su padre. Ambas nacieron el 3 de julio de 2006 y son fruto de dos espermatozoides de su padre que fecundaron a dos ovocitos de su madre al mismo tiempo, algo que ocurre de forma espontánea en uno de cada 100 nacimientos. Esto hace que los hermanos sean bivitelinos, es decir, cada bebé se desarrolla en una bolsa amniótica distinta por lo que estos pueden parecerse mucho o poco, como cualquier otro hermano. Esto depende del número de genes que compartan puesto que Si los hermanos comparten más genes, serán más parecidos y si comparten menos serán más diferentes.

El padre de Marcia y Millie es Michael Biggs, nacido en Reino Unido pero cuya familia emigró desde Jamaica; la madre es Amanda Wanklin, también inglesa pero de raza blanca. Ellos han sido los destinatarios de la mayoría de las preguntas hasta que sus hijas fueron lo suficientemente mayores para responderlas. "La gente nunca nos ha juzgado, pero sí se han mostrado curiosos; con el tiempo, se dejaron de fijar en las diferencias y pasaron a admirar sólo su belleza", dijeron sus padres.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Impacto de la genética en el comportamiento

España abraza a los robots en las empresas

Ser hiperactivo o distraído es cosa de los genes.