¿Perder grasa sin esfuerzo?


Según un artículo publicado en Technology Review, quemar grasa puede ser tan fácil como exhalar dióxido de carbono, o al menos eso indican unos estudios realizados en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). El estudio consistió en el transplante de una vía para quemar grasa utilizada en bacterias y plantas, gracias a la cual los ratones habrían conseguido mantenerse delgados siguiendo una dieta equivalente a la rica en comida basura.

 Resultado de imagen de comida basura



Según "euroresidentes" esto podría significar el uso de nuevas estrategias para mejorar la salud humana combatiendo la obesidad.

Para conseguir que los ratones quemaran la grasa, los investigadores utilizaron el shunt glioxilato, que es una estrategia utilizada por algunas bacterias y plantas. "Esta vía es fundamental para que la célula convierta la grasa en azúcar", aseguró James Liao, profesor de ingeniería biomolecular de UCLA y autor principal del estudio. Además, se utiliza o bien cuando el azúcar no está disponible, o bien para convertir la grasa de las semillas en energía utilizable.

Liao también comentó que la ausencia de esta estrategia en los mamíferos podría ser porque nuestros cuerpos están diseñados para almacenar grasa más que para quemarla.

Sorprendentemente, cuando los investigadores introdujeron los genes para estas enzimas (enzimas que componen el shunt glioxilato) en células humanas de cultivo, observaron que podían incrementar el metabolismo de las grasas en ellas. Además, en lugar de convertir la grasa en azúcar como hacen las bacterias, directamente quemaron la grasa originando dióxido de carbono.

A continuación, los investigadores introdujeron dichos genes en el hígado de algunos ratones. Mientras que los ratones sin modificar engordaban con la dieta rica en grasas, Liao afirma que los ratones modificados se mantuvieron delgados a pesar de comer casi lo mismo y expulsar los mismos residuos. Sin embargo, los ratones tampoco convirtieron la grasa en azúcar, siendo esto un posible motivo de padecer diabetes o un nivel de azúcar en sangre alto.

En conclusión, aún quedan muchos estudios por realizar y el hecho de que ésto se pruebe en humanos es muy lejano. Así que lo mejor que las personas podemos hacer es cuidar nuestra alimentación y realizar deporte con frecuencia en lugar de esperar comer comida basura sin preocuparnos por la estética, puesto que los efectos secundarios nunca son deseados.


Fuente: www.euroresidentes.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Impacto de la genética en el comportamiento

España abraza a los robots en las empresas

Ser hiperactivo o distraído es cosa de los genes.