El cerebro más lento de los neandertales.

A la edad a la que nuestros hijos ya han terminado de desarrollar su capacidad craneal, los neandertales todavía estaban en ello. Esta es la principal conclusión a la que ha llegado un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tras analizar el esqueleto de un niño neandertal de 7,7 años.
Se han recuperado 138 piezas de las que treinta son dientes -algunos de leche- y parte del esqueleto, incluidos fragmentos del cráneo. Los investigadores creen que se trataba de un varón por los análisis de sus dientes caninos y la robustez de sus huesos. 
Pertenecía a una familia de trece individuos cuyo parentesco está confirmado por el ADN. Su madre está identificada y tenía un hermano menor.
Sufrió una hipoplasia, manchas blancas en el esmalte, cuando tenía 2 o 3 años, posiblemente provocadas por una enfermedad o la malnutrición.
Los investigadores compararon las características de maduración de J1 con las de once humanos modernos de su misma edad, y descubrieron que su ritmo de desarrollo era muy similar al de un niño sapiens.
Sin embargo, el equipo sí detectó dos diferencias importantes. Una es el estado de maduración de las vértebras, más parecidas a las de una criatura humana de 5 o 6 años, y la otra el del cerebro. Mientras que el de nuestros pequeños de 6 años ya ha alcanzado el tamaño adulto (1.350 centímetros cúbicos), el de J1 todavía estaba creciendo. 
El motivo de la muerte de J1 no se conoce, ya que no hay ninguna evidencia en el esqueleto que permita establecerlo, pero el pequeño sí tiene marcas que indican que fue víctima del canibalismo, una práctica habitual entre los neandertales.
Bibliografía: http://www.abc.es/ciencia/abci-cerebro-neandertales-crecia-durante-mas-tiempo-201709211959_noticia.html  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Impacto de la genética en el comportamiento

España abraza a los robots en las empresas

Ser hiperactivo o distraído es cosa de los genes.